La Voz espacio para decir lo que creemos
  INICIO
 

 



Lic. Miguel Santos-Burgos

LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Parecería incomprensible el hecho de que en los actuales momentos el mundo empiece a vivir una crisis alimentaria, producida en algunos casos por la insuficiencia de la producción y en otros por los elevados costos que tienen debido a que la demanda aumenta desenfrenadamente, pero no lo es. Los países agro productores nunca han considerado la posibilidad de que la tierra deje de darle el producto para su consumo, lo que no han previsto es que pueden haber temporadas en las que otros factores interfieran en ese normal desarrollo de la producción, hechos para los cuales definitivamente no estaban preparados.
 
El calentamiento global que sufre el mundo debido a la emisión de gases antropógenos que generan el efecto invernadero va distorsionando las estaciones climatológicas provocando largas sequías o largos temporales de lluvias en periodos en los que habitualmente esto no sucedía, lo que significa millonarias perdidas en lo que a sembríos se refiere ya sea por la erosión del terreno o a su anegamiento.
 
La proliferación de los denominados biocombustibles, esto es aquellos generados de la biomasa, materia recientemente viva o sus desechos, tales como el bioetanol que se elabora con maíz, caña de azúcar, o de cereales como trigo o cebada. El 45% de la producción mundial de este biocombustible lo genera Brasil, o el biodiesel, que se fabrica con aceites vegetales, que pueden ser ya usados o sin usa como es el caso de la soya. En el mundo Alemania es el principal productor de biodiésel que representa el  63% de la producción. Esta una de las causas más explicitas en este arranque de escasez, con los elevados precios del petróleo la generación de energías alternativas se vuelve imperiosa lo que ocasiona que grandes cantidades de tierras fértiles sean destinadas a la producción de estos productos para la generación de estos combustibles.
 
Las políticas de planificación de los países deben apuntar a la seguridad alimentaria de sus habitantes, estableciendo preferencia total al mercado de consumo interno frente a las exportaciones a economías extranjeras, por lo que se garantiza de manera permanente el abastecimiento del mercado local, promoviendo la actividad agrícola con mejores y más directas líneas de crédito, fomentar las cooperativas agrícolas y la utilización de vastas extensiones de tierras para productos determinados en razón de los estudios de consumo que para el efecto se realicen.
 
La crisis global de alimentos debe ser una oportunidad para desarrollar nuestro potencial agrícola, así mientras otros destinan toda su agronomía a la producción de biocombustibles, nosotros podemos proveer a muchas naciones de alimentos. Generando ingresos cada vez mayores para el desarrollo de otras áreas tales como educación y Salud.
 
  1827 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=